lunes, 4 de abril de 2011

Vanidad.
















     Por fin terminó su novela. Los años de trabajo incansable; los meses de sequía, borrones y nuevas cuentas; una eternidad de silencios en blanco y miedos a no acabar nunca... Todos aquellos instantes de soledades al cambio, construyeron al fin un final perfecto.
 
     La releyó despacio. Saboreándola. Buscando fallos, incorrecciones, desajustes,... paja. Nada. Era una novela impecable.

     Se sintió orgulloso.

     Descorchó una botella de vino, encendió la chimenea y mientras bebía, contempló absorto como ardía el manuscrito.
 
     "Ahora es perfecta" –se dijo, sabiendo a la novela libre ya de su vanidad.

     Era un escritor humilde.

24 Dejaron su rastro:

Kum*

Háganme el favor... no lo practiquen en casa.

Besos humildes...

Anita Dinamita

¡Cómo eres! Anda, sálvame un poquitito de tu novela para releerla cuando me apetezca, si?
Un gran abrazo!

Belén Lorenzo

Precisamente te iba a pedir que jamás hagas eso. No lo habrás hecho ya, no? Igual esas páginas "pasaron a mejor vida" y están en el cielo de las novelas :o)
Un abrazo creyente.

Maite

Ay! qué dolor me ha dado! no sé si mi vanidad me permitiría tal liberación O_O

Patricia

Gran micro y muy atinado comentario!
Sabés que siempre les digo a mis talleristas que guarden sus escritos en distintos medios?Nunca sólo en papel. Es verdad: a veces la tentación es grande...

Corta el aire, Kum*

Un beso amigo

Sandra Montelpare

ay kum*! cuántas veces todo queda ahí en el cajón del escritorio, nuestro peor crítico , como decía Girondo. Es mágnifico el micro!

Lila Biscia

quema esas naves, dicen que dijeron...(para no huir... de quien, no? pensemos, diria froid)

besos y abrazos kumasterix ;)

Luisa Hurtado González

No, no y no. Aquí no se quema nada y si el escritor es humilde, que se vacune, no haber escrito.
Vaya disgusto. No obstante, un beso.

Pablo Gonz

Sólo quemaría una novela suya un escritor terriblemente vanidoso. Digo yo.
Abrazos,
PABLO GONZ

Su

Después de tanto esfuerzo... yo creo que me quemaría con ella.

No, no, no, mejor darle viento fresco y que la lea todo el mundo.

Besitos.

Kum*

jajajajaja.... sabía yo que iba a escocer el relatito, jajajajajaja...

No diré más, de momento...

Malena

Me quedé pensando. ¿Para que sirve crear: para disfrutar de lo creado o es el proceso creativo lo que nos motiva? ¿A quién le sirve: al creador o al observador de la obra? ¿Qué convierte a una persona en escritor o artísta: haber creado o el conocimiento que tienen los demás de su creación?

Creo que esa es la clave para entender al escritor de tu cuento. Sus escritos ya cumplieron. No nacieron para trascender. Fue la labor de parto lo que les dio sentido.

MAGAH

Nooooooooooooooooooo!!!

No es humilde un artista, la vanidad es lo que le permite compartir con el resto su obra.

Bienvenida esa parte, que además lo hace humano imperfecto, aún cuando su obra para algunos sea perfecta.

Octavius Bot

Comparto la visión que plasmó Miss Malena. No creo que deba añadir nada más.

Un abrazo.

Octavius Bot

L.N.J.

Eso sí que es satisfacción, sentir el calor de las llamas de una obra sobresaliente ardiendo con ese olor que caracteriza al papel entre fuego. Así se crece,sin darles cuentas a nadie.

Y además relaja muchísimo,

besos.

PazzaP

"Sus escritos ya cumplieron. No nacieron para trascender. Fue la labor de parto lo que les dio sentido."
Malena, qué bueno cuando piensas tan con el corazón.

Kum*, ¿humilde...?
Y tanta era su vanidad, que hasta su humildad lo era...

Y encima te tronchas... ¡perverso yes! :p

Kum*

Esas son las reflexiones que quería generar. ¿Para qué escribimos?¿para qué publicamos?¿Cual es el fin último y qué nos mueve a ello? ¿la obra en sí?¿mostrarla y que nos digan "Qué buena!!"?

Compartir?... vanidad?

Me gusta que este blog sea un espejito donde, sin querer, nos miremos. Donde reflexionemos, donde nos retratemos... y nos riamos. Generar reacciones que nos retratan. Aunque no comentemos, ja,jajajaja... Tal vez sea su fin último.

No tengo nada que enseñarle a nadie. Pero de las payadas de un payaso a veces surge un destello, un detalle, una marcianada, que nos hace pensar. Qué bueno.

No sé, tal vez mañana cierre el blog. Por humildad. Por vanidad. Quién sabe.

Besos humildes.

Maria Coca

Sí que lo era!!!! Eso no lo hace cualquiera...

Interesante tema, el de la vanidad y el escritor. Todos escribimos para expresar algo que necesitamos expresar y a alguien. Sin ese alguien... para qué?

Besos, del magenta al negro.

Puck

Al final resultó una novela muy caliente jeje
Saludillos entre llamas

P.D. Y que lo de cerrar el blog se quede en una broma eh?????? si hace falta me pego con tu humildad y vanidad a la vez, que tengo para las dos :-)

enmalestado

Muy bueno... aunque duele imaginar tanto esfuerzo convertido en cenizas.

Dany

Bueno.....yo le agregaría el placer. Como dicen "porque me place". Comparto lo dicho por Malena y le agrego lo del placer. Yo siento placer cuando leo algo que me gusta, lo disfruto. Y obviamente disfruto cuando escribo, y más si alguien lo lee y también disfruta. No se si es vanidad, hedonismo, o que. Tampoco lo analizo. Trato de que me de placer. El dia que no me lo de, posiblemente no escriba o no lea.
Abrazo

Mon

Para mi escribir era una terapia, un espacio de tiempo que me regalaba para recapacitar...Ahora ya no escribo, pero por lo que recuerdo escribir es como un viaje, el destino importa...pero el Camino era lo verdaderamente impresionante. Aún no quemé ni un sólo cuaderno, aunque dormitan en una caja, a veces, al releerlos, no me he reconocido, quizá sea el momento de preparar la hoguera...o no. Tampoco sé, porque sé poquitas cosas, si será vanidad, y si lo es...ni falta que nos importa!!!
Un superbeso.

Puri

Es difícil que un escritor encuentre su propia novela perfecta, siempre hay trozos de los que no está satisfecho, en cada lectura cambias una palabra o una coma o... Al menos eso me pasa a mí. Quizá por eso hay tantas novelas en el mundo, porque no hay ninguna perfecta, ¿por eso no las quemaron? Echar un trabajo propio a la hoguera es muy duro... Tantas horas invertidas para que se las coma el fuego, para que nadie las disfrute.
Besos

Anita Dinamita

Si cerraras el blog tendríamos que abrirte... y créeme, eso sería muuuy desagradable ;)
Vanidades ni leches, tu sigues aquí y punto-pelota, ja ja ja

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tu rastro...