viernes, 27 de agosto de 2010

Sequías.



     Llevaba semanas sin conseguir escribir algo que mereciera la pena. Releía textos propios y ajenos, repasaba durante horas su banco de imágenes o navegaba al azar en Internet buscando inspiración. Pero nada conseguía romper aquella obstinada sequía.

     Probó a husmear sin ton ni son en los vericuetos del diccionario buscando una palabra sugerente que le incitara a escribir. Fue inútil,… todas le resultaban tan vacías y secas como su agostada creatividad.

     Desconectó maldiciendo su ordenador y abriéndose paso entre cajas de comida precocinada, pateando latas vacías, y esquivando ceniceros rebosantes de colillas, salió por fin de su estudio. Se vistió con lo primero que encontró en el cesto de la ropa sucia y bajó al bar de la esquina a intentar ahogar su sequía en alcohol. Lo encontró cerrado… miró sorprendido su reloj: Las cuatro de la mañana.

     Entonces… comenzó a llover.

     Alzó su rostro, abrió los brazos vencido y se dejó empapar sin pensar ya en nada. Sintió cómo la lluvia le iba calmando, volviéndolo a su ser, limpiándolo de tantos días de miseria y soledad. Inhaló y exhaló. Despacio… varias veces, sintiendo el camino del aire en su interior como si fuera la primera vez que respirara. Entonces, con las lágrimas fundiéndose con la lluvia en sus mejillas, susurró:

-Qué estúpido… la vida es la mejor de las musas.

     Al regresar a casa desempolvó su vieja estilográfica e, inspirado aún por el nuevo soplo de la lluvia, escribió durante varias horas, durante varias páginas,… hasta quedarse sin tinta.

Dedicado a Anita Dinamita y a Su por aquel miércoles en que las musas se rieron de nosotros.

4 Dejaron su rastro:

Anita Dinamita

¿Las musas nos abandonan de pronto, y tenemos que recurrir a la vida? ¿o abandonamos la vida y recurrimos a las musas? ¿qué fue primero, la gallina o el huevo?
Vivan los miércoles 18!!!
Un abrazo

Su

De tanto intentar atrapar momentos, se acaban yendo. Basta con simplemente dejar pasar la vida a nuestro alrededor para que todo fluya.
Ese miércoles 18, quizás dejamos la vida pasar...

Kum*

Así es, mis queridas compañeras de miércoles. Sinceramente pienso que sólo en "la vida" están las musas. No hay inspiración sin conexión. E intentar atrapar el momento... es perderlo. Sin duda.

Sois la bomba, par de dos. Un lujazo haberse cruzado con ustedes.

Besos de... miércoles :)

Mon

Para que luego nos cuenten por ahí que no existen las conexiones...que no existe la Magia.

Publicar un comentario

Deja aquí tu rastro...