lunes, 6 de junio de 2011

Utopía... V
























      Apenas recuerdo mi vida anterior. Mi calma, mi sosiego, mis cuentos, mi no hacer. No importa. Seguimos.

     Veinte días después somos ya cerca de noventa ciudades en toda España, más de doscientas en todo el mundo. Un mundo que no ha cambiado. Un mundo que sigue preñado de otro mejor, de nuestra indignación, de nuestra esperanza.

    


     El sábado 28 de mayo se convocaron asambleas en los barrios y pueblos de Madrid, en cada uno. Cerca de treinta mil personas, en cientos de asambleas, se juntaron para hablar, para debatir, para pensar, conocerse. El Domingo, portavoces de todos los barrios acudieron a Sol a presentar sus experiencias y conclusiones en Asamblea General. Ilusión y compromiso. Desde Bruselas, un mensaje: quieren ser un  barrio más de Madrid. Una energía nueva recorre la plaza como un viento fresco que se lleva los cansancios e insufla fuerzas renovadas. También emoción. Incontenible. Tánto trabajo sirve, tánto desvelo, tánta intemperie. Esto se mueve. Crecemos. Yo, mientras hablan los barrios, los pueblos, me convierto en un sauce. Lloro. Alguien me abraza.

     "Te has pasado siete pueblos... llorando" -bromea más tarde un compañero. Nunca mejor dicho. Entonces río.




     Me tomo cuatro días de vacaciones en el trabajo. Necesito desaparecerme, descansar. No oir ni hablar durante unos días. Perderme en mis montañas, sentarme en mi río. Llenarme de silencio, de bosque. Gredos. Me tomo cuatro días para irme a Gredos.

     Fracaso. Me paso los cuatro días de vacaciones metido en Sol. Full time. Pueden más las ganas de no perderme este momento, este proceso, que el cansancio. Sol me devora y me alimenta. Me acaba y me renueva. ¿Soy el mismo?... sí, pero no. Estoy creciendo.




     Se van sucediendo duras jornadas de debate. Debates profundos en los que se pone de manifiesto lo que ya sabíamos. Nos une el hartazgo ante un mundo, un sistema, que no queremos. Las soluciones, las alternativas posibles, son sin embargo diversas, múltiples, en los fines y en los medios, en las formas y en el fondo. Somos prójimas... pero también muy diferentes. Hay quien ve la necesidad de actuar ya, en puntos concretos. Trabajar sobre un manifiesto de mínimos que nos una en la movilización usando los canales que el sistema nos brinda. Hay quien piensa todo lo contrario. Que no puede haber prisas, que el primer triunfo es estar, que hay que construir el tejido social que haga posible el verdadero cambio. Hay quien se conforma con algunas reformas en el sistema y también quien no quiere oir hablar de eso. Hay quien opina que Sol ya ha cumplido y que hay que empezar a pensar en el desmantelamiento de la acampada sin que ello suponga el fin de nada y hay también quien dice no nos vamos.

     Y yo digo que no hay problema, que la diversidad no es negativa, que es, simplemente, inevitable, real. Que probablemente sea presuntuoso hablar de "la voz del pueblo" porque el pueblo tiene muchas voces y que tal vez debamos aprender que a este movimiento no se le puede buscar una voz, un manifiesto, unos mínimos aceptados por todos, sino que deba ser una base, un tejido, desde el que se actúe de forma autónoma y coordinada desde las diferentes sensibilidades, formas y fondos.

     Y, claro, eso puede sonar a chino. Tenemos muy interiorizado el espíritu del sistema que queremos cambiar. Sus prisas, su pensamiento único, su individualidad. Tal vez, ahorita que nos hemos parado a pensar, a hablar, a escucharnos, debamos construir nuevas formas de aceptar la diferencia y saber gestionarla sin que la acción directa estorbe al largo plazo y abrazar la diversidad como algo enriquecedor, con espíritu inclusivo, en lugar de temerla. No es fácil, claro. Y estamos acostumbrados, educados, en lo fácil, en el pensamiento único excluyente.

     El debate no debe paralizar la acción, pero no podemos permitirnos que la acción nos distraiga del debate necesario. Si la revolución no nos cambia por dentro... no es tal revolución. Debe haber espacios y tiempos para la interiorización.

     La ilusión sigue intacta. Sabíamos que no iba a ser fácil. Seguimos, cada día, aprendiendo de nuestros aciertos y nuestros errores. Seguimos educándonos unas a otras. Cada día, todos los días.




     Las compañeras han empezado ha llamarme "Mr. Consenso" y me reclaman, a veces, para moderar discusiones imposibles. ¿Veis?... no puedo evitarlo. Siempre termino haciendo el payaso, por mucho que me quite la nariz.




     Las mismas televisiones que nos amaron, los mismos medios que nos cortejaban, nos cagotean ahorita. Casi nos matan de fama. Ahora nos difaman. Da igual. Nunca me importó lo que los medios dijeron. Ni en esto ni en nada. Mienten, manipulan. Siempre, de una forma u otra. Ya conocéis mi opinión al respecto. Apaga la tele. Baja a tu plaza. No es un eslogan. Yo vivo así.




    Mi querida panda de majaras: Extraño mi vida. La mía. Me falta tiempo para muchas cosas. Para contestar, por ejemplo, vuestras muestras de apoyo y cariño. Os pido disculpas. Estoy seguro de que comprendéis mis ausencias. Os leo y vuestras palabras, vuestros relatos también, son mi sosiego en los minutos que le robo a la revolución. Aunque no me veáis... estoy, os quiero... y os extraño. No sabéis cómo. Tal vez pronto vuelva a mis cuentos. Tal vez esta sea mi última crónica-utópica. No lo sé. Mañana no existe.

     La mochila negra se me ha pegado a la espalda. Forma ya parte de mí. Dentro, junto al kit de la revolución, llevo dos libros. Me dan aire, me consuelan. Me sosiegan, me acompañan. Gracias, Patricia. Gracias Ángeles. De corazón.

    Y gracias de corazón, mi admiracion y respeto, a todastodos las que estáis de una forma u otra, aquí y allá, participando en este movimiento. El nuestro, el de todas.




     Apenas recuerdo mi vida anterior. Mi calma, mi sosiego, mis cuentos, mi no hacer. Apenas la recuerdo,... y la extraño.

     Hasta pronto, se os quiere.

13 Dejaron su rastro:

Maite

Animo, Kum, yo me quedo con una frase preciosa que dejas en este texto "Un mundo que sigue preñado de otro mejor"
Abrazos

PazzaP

Si necesitas disculparte por sentir que nos tienes abandonados, está bien. Pero sabe que por mi parte y creo que por la de todos los que te quieren, sólo hay agradecimiento por ser tú y por estar siendo tú.

Que no has nacido para 'distraernos' por mucho que lo consigas cuando te pones, vamos...

Y yo me quedo con "La ilusión sigue intacta". Aunque mejor si es lúcida...

Con ilusión o sin ella: Cúidate. Ámate. Sé.

Lila Biscia

coincido y me quedo con el párrafo referido a la diversidad. la diversidad es buena, necesaria, porque nos enseña, e inevitable. aceptarla y negociar.
y uno esta acostumbrado a tomar el término negociar como algo malo y ventajista y no, es aquello (creo) que nos lleva al consenso.

el kit de la revolución! jjaa genial. dicen que el che nunca olvidaba su alicate...je.

querido kumasterisco, desde aca, mis sonrisas y abrazos fuertes para vos.

L.

pd. a mi me gusta muuuuucho mas la ventana emergente, porque mientras uno comenta puede ir releyendo el post y puntear a partir de ahi... cosa importante para las obses, je

montse

Si la mitad de gente que hay en esto llega a ser capaz de transmitir de la manera en que lo consigues tú se puede conseguir cualquier cosa. Eso es ilusión y entusiasmo. Estar, ser, continuar, dejarse ver y oír; sin altercados ni el tipo de sucesos que nos acercarían al lado negativo donde esperan tantos. Ánimo!!!

Su

Cuando escuché a Galeano decir que el mundo estaba embarazado de un nuevo mundo, me encantó.

Pase lo que pase, que ya ha pasado, es una semilla que ha germinado. Hay muchísimas diferencias, pero ahí está la riqueza, por primera vez, fuera de ámbitos más estructurados, esas diferencias son posibles verlas como escalones para crecer, porque entre todos-as podemos.

Abrazos fuertes

Patricia Nasello

Querido amigo, admirado amigo:
tu revolución hecha de palabras, disciplina, buenos deseos y mejores aún, si es que esto es posible,acciones, me emociona.
Tu constante hacer ilumina el mundo
"mundo que sigue preñado de otro mejor" como tan acertadamente decís.

Que en este tiempo en el que extrañás tu 'anterior vida' mis palabras te acompañen es un honor del que sólo tu cariño me hace digna.

Ojalá la raza humana (porque somos una) allá en Sol, en España y Argentina, en el mundo, esté por fin madurando. Que las campanas de la democracia estén batiéndose a todo pulmón a lo ancho y largo de este, hasta ahora, dolorido planeta.

Mil y un besos, Kum*

impresiones de una tortuga

¡¡¡Kum, estoy contigo!!!.
Allá donde estés, luchando por la libertad, la solidaridad, la justica, el trabajo, los derechos humanos y el "buen rollo", allí estamos todos. Los que en cuerpo no podemos estar, en alma no faltamos y mandamos toda la energía positiva que nuestro espíritu pueda generar
Un abrazo.

LOTO

¡Hola, Kum! que bueno que te puedes permitir el lujo de estar en Sol. ¡Cómo te envidio!, pero te mando mi energía.
"Prisa no hay, tarde no és!.
Un saludo.

Pablo Gonz

Seguid adelante, por favor. Tejed, que nos hace mucha falta. Conoced a las personas en la plaza, recuperad el tiempo perdido y el arrebatado. Ni contar con los medios, los programas políticos, las reformas. Es el tiempo de las personas, de una a una, de grupo a grupo. La sociedad es nuestra si la hacemos nuestra, si nos responsabilizamos por el otro, si lo amamos, si lo tratamos con cariño y cuidado. Todo lo demás: políticos, medios, imágenes, son abstracciones baratas. La gente es la gente. Está en las plazas, manda con su presencia. Es presencia. Montones de cuerpos que no van a corregir nada porque no piensan prestarle atención a nada salvo a sí mismos, a su forma natural de relacionarse. Yo soy un cobarde: yo sólo me atrevo a hablar. Confío, como un estúpido, en que sirva de algo.
Abrazos con fuerza, Kum.
PABLO GONZ

Malena

Ahora ... Hoy.
Sabés que es así como hay que vivir. Y hoy te toca el Sol.
Nosotros también te extrañamos, pero te queremos allá, porque es donde vos querés estar.

Y no estás solo.

Un beso ENORME.

Rocío Romero

Querido Kum*, como a algún compañero anterior me golpeó la frase del "mundo preñado de otro mejor" pero en esta ocasión no se trata de alagar tus dotes poéticas (increíbles y envidiables ;-), sino de enviarte nuestra admiración por el trabajo que estáis haciendo.
De algún modo eres nuestro héroe del relato. Muchos besos y cuídate mucho

Pedro Alonso

Nada de lo ocurrido es en balde. El cambio está ocurriendo. No sólo en las plazas, en las calles, en las terrazas o en las familias. Está ocurriendo en el interior de muchas personas que se hacían las dormidas de pura desesperación ante el derrotero de esta sociedad. Tú y miles como tú sois el oxígeno que alienta la revolución. La externa y la interior.

Un abrazo cálido, Kum* y mucha fuerza.

Anita Dinamita

Querido amigo, qué necesarias son tus palabras y tu presencia como Mr. Consenso en discusiones imposibles. No puedo menos que imaginarte, cual sauce llorón y cual payaso en mitad de Sol, es más, cuando veo vídeos de allí, de ahora mismo, te busco y de alguna manera aunque no te vea, te encuentro.
Gracias por tu voz, una más del pueblo y no una menos.
Te quiero mucho, en Gredos y en Sol
Abrazos

Publicar un comentario

Deja aquí tu rastro...