martes, 14 de septiembre de 2010

Ceguera.










     Tenían una misión. Salieron en busca de la verdad.

- Llegaremos tan lejos como sea menester. No volveremos si no es con una respuesta –fueron sus palabras al partir.

     Las estaciones se sucedían lentas en el bosque. En la aldea ya nadie esperaba. 




     Regresaron por fin cuando su recuerdo había adquirido la textura de los mitos, consumidos, harapientos y huraños, con un estruendo de hecatombe, discutiendo ferozmente entre ellos.

-¿Qué es ese escándalo? –preguntó el hombre más anciano de la aldea, ya casi ciego.

- Los buscadores, abuelo. Han vuelto… pero fracasaron. No se ponen de acuerdo. Encontraron tantas verdades como hombres formaban el grupo. Todas diferentes.

-¡Insensatos! –Respondió cabeceando el viejo –su fracaso es el único de los éxitos posibles. Cumplieron con su misión… ¿Es que no lo veis?

     Pero nadie le escuchaba ya. La guerra de las verdades había comenzado.


Este relato fue inspirado por "El Dilema" de María Coca,
...una musa con sabor a mar.

10 Dejaron su rastro:

Kum*

Gracias, María... por todo.

Su

Mi verdad es mi verdad, tu verdad es tu verdad. Nuestra verdad ¿existe? ¿será la misma?...
Muy bueno Kum.
Besos

Anita Dinamita

El mapa no es la realidad, que dicen por ahí... cada uno tiene su mapa, y la realidad es otra cosa.
Abrazos

Torcuato

Sabio el viejo. Sabía la teoría y los otros trajeron la práctica.
VERDAD gran palabra. Quizá la más utilizada en la demagogia, junto con otras: Libertad, amor, bien, salud.....

Un abrazo.

pablogonz

Leí este micro tal y como salió en mi pantalla: hasta la frase "En la aldea ya nadie esperaba". Me pareció sublime.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Maria Coca

Fantástico. Un relato que habla de certezas siempre difíciles de encorsetar.

Eres un mago de las letras. Por eso las frases te adoran.

Besos de admiración y mi agradecimiento de todo corazón. Resulta un placer esta cercanía.

Belén Lorenzo

Estoy sin palabras, Kum*, así que te dejo sólo una: ferpecto :o) un abrazo.

Ángeles Sánchez

Esta frase "Regresaron por fin cuando su recuerdo había adquirido la textura de los mitos" es inmensa, y este relato de la guerra de las verdades digno de una lluvia de sombreros.

Gotea el mío.

Un saludo

Kum*

Nuestra verdad existe, claro... pero es mentira, como todas las verdades, como todas las realidades, por muchos mapas que nos guíen o muchas demagogias que queramos hacer. Verdad y mentira son términos intercambiables cuando hablamos de percepciones, de elecciones... de fe.

Es sólo mi humilde opinión... mi mentira, si queréis. Pero me hace libre.

Gracias a todastodos por vuestras palabras. De corazón. Salgo ganando en este juego de vanidades.

Un beso.

Pd: llevas razón, Pablo, podría haber acabado ahí... y estuvo a punto.

Mon

Hace poco ví una película en la que no existían ni el concepto "verdad" ni el concepto "mentira"...todo el mundo decía lo "que era" y a nadie se le pasaba por la cabeza imaginar que alguien contara algo que "no era"...me resultó sorprendente, la vida carecía de matices, de suavidad...todo es tan relativo.
Besos y cariños.

Publicar un comentario

Deja aquí tu rastro...